lunes, 16 de enero de 2012

Wilmer Velásquez se despidió anotando gol



Hoy Olimpia despidió a su máximo goleador histórico, el Nacional con 20,000 olimpistas en las gradas lo recibió, y Wilmer no defraudó, llegó un gran rival, nada más ni nada menos que el tricampeón de Costa Rica, Olimpia quería despedir a su figura, pero también quería dar una gran impresión ante la hinchada y despedir con victoria al "matador".

Diferentes reconocimientos recibió el goleador antes del arranque del juego, recalcando el reconocimiento de plata que le entregó el club.

Nuevo pasillo se vió en el Nacional, esta vez no fue a el plantel cómo la semana pasada, si no que fue a un mismo jugador, el Alajuela y los jugadores del Olimpia le hicieron el pasillo a Wilmer, previo al inicio del encuentro.

Se estrenó la camiseta negra

Olimpia por primera vez en su historia vistió de negro, nunca antes había utilizado esta popular indumentaria, ya que está siendo muy solicitada en la tienda PUMA, y la mejor ocasión fue en este partido, y en el Nacional, por lo que el club usó esa indumentaria los primeros 45 minutos, y el Alajuela en ese tiempo jugó de blanco.

El goleador vestido cómo nunca se le había visto entró de titular, y Olimpia comenzó dominando las acciones, con algunos remates, y posesión del balón, con el "11" bastante activo en el encuentro.

Bermúdez estuvo a punto de abrir el marcador, luego de un tiro de esquina su cabezazo pegó en el horizontal, haciendo temblar a los visitantes.

Luego Wilmer no pudo rematar bien un balón que dejó rebotado el arquero, y minutos más tarde lo volvió a intentar con un remate lejano, que el arquero detuvo con sus manos.

El goleador blanco no aparentó nunca haber estado dos años retirado, porque se le vió activo cómo siempre, y buscando la portería rival.

La afición le ovacionó



Durante estuvo en acción el partido, la afición nunca dejó de alentar al "matador" y la Ultrafiel le dedicó varias mantas  al máximo goleador blanco de la historia, haciendo este encuentro inolvidable y para el recuerdo del mismo jugador.

Con empate sin goles, terminó la primera mitad, ambos clubes estuvieron cerca de ponerse en ventaja pero el gol no cayó, por lo que se fueron a los camerinos con el empate y a preparar los siguientes 45 minutos.

En el segundo tiempo, Olimpia y Alajuela cambiaron sus uniformes, Olimpia se puso la blanca, y el Alajuela la rojinegra, ya los equipos usarían sus uniformes de local en el último lapso del partido.

A celebrar en el segundo tiempo

Olimpia mejoró en la segunda mitad, haciendo su dominio más asfixiante sobre el Alajuela, y pronto llegó el gol del triunfo, el anotador, está de más decirlo, el mismo que no acostumbró por muchos años a anotar domingo a domingo, y dándole triunfos al Olimpia.

Recuperación de balón en el campo del Alajuela, Boniek García habilitó a Wilmer Velásquez, quién  se colocó y remató sólido, el arquero atajó mal y se le escurrió el balón al fondo de las redes, haciendo estallar al Nacional de la alegría, y Wilmer por última vez, hizo su clásica celebración de matador, ante la Ultrafiel, cómo en los viejos tiempos, pero esta vez con la camiseta del Centenario.

No fue una celebración cómo cualquiera, esta vez era con un sentimiento de nostalgia, casi 20 años de fútbol se vino a la mente, casi 20 años haciendo celebrar a distintas generaciones de olimpistas, casi 20 años de triunfos, y casi 20 años de goles inolvidables.

El llanto llegó al eterno goleador recordando la alegría de anotar un gol, un gol celebrado cómo si fuera un gol que decidió un título, fue un momento mágico, inolvidable, e histórico, pues este partido será recordado por siempre, máxime cuándo Olimpia no ha solido hacer este tipo de homenajes.

Todos los jugadores presentes felicitaron a Wilmer en su último gol cómo jugador.

Pero la fiesta no terminaba, si bien no hubo más goles, sí hubo más reconocimientos, empezando por José de la Paz Herrera, quién fue ovacionado, y se encargó del equipo en los minutos finales, dejando atrás las diferencias que hubieron con la dirigencia del club, hasta la entrada de otros ex futbolistas del Olimpia, que nos hicieron recordar al Olimpia de antaño, particularmente al Olimpia que clasificó al Campeonato Mundial de Clubes.

Membreño, Arnold Cruz, Alex Pineda Chacón, José Lúis "el Flaco" Pineda, Denilson Costa y Danilo Tosello ingresaron en los minutos finales, y la verdad nunca se notó que estuvieran retirados, haciendo un gran partido, dominando a placer a la visita.

Denilson Costa estuvo a punto de despedirse con otro de los goles con que acostumbró a la fanaticada, pero se le fue invalidado, por fuera de lugar de su eterno compañero de dupla, Wilmer Velásquez, quién fue habilitado por Alex Pineda Chacón.

Minutos de buen fútbol se vivieron en el Nacional, un auténtico deja vú de aquel Olimpia del inicio de década de los 2000, y de las grandes tardes de Wilmer Velásquez.

Sus números


196 en Liga Nacional.
 23 amistosos internacionales.
 18 en torneos de CONCACAF.
 8 en torneos de grandes de Centroamérica.
 5 Recopas Centroamericanas
 5 en amistosos nacionales.
 2 en Torneos de Copa Honduras

 Para un total de 257 anotaciones con Olimpia, 229 de esas anotaciones fueron en partidos oficiales.

 35 GOLES CON LA SELECCIÓN MAYOR

7 a Nicaragua, 5 a Panamá, 4 a El Salvador, 3 a Costa Rica, Trinidad & Tobago y Japón, 2 a Martinica y Colombia, 1 a Ecuador, San Vicente, Venezuela, Guatemala, Belice y Canadá.

En su carrera anotó 10 goles en otros clubes, 8 de ellos en el Deportes Concepción de Chile, 1 en el Sport Recife y 1 en el Atlas mexicano, para un total de 302 goles. 

Más el gol de su partido de despedida llegó a 303 goles Wilmer Velásquez y a 258 goles con el Olimpia, el máximo goleador de la HISTORIA del fútbol hondureño, le duela a quién le duela, esta es la realidad, los números no mienten, ¡MUCHAS GRACIAS POR TODO WILMER!.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada